Poseedor/propietario

Daños a terceros

El poseedor de un animal es responsable de los daños que este produzca, aunque se le escape o extravíe el animal. Así lo recoge con carácter general el artículo 1905 del Código Civil a cuyo tenor:

“El poseedor de un animal, o el que se sirve de él, es responsable de los perjuicios que causare, aunque se le escape o extravíe. Sólo cesará esta responsabilidad en el caso de que el daño proviniera de fuerza mayor o de culpa del que lo hubiese sufrido”.

Comparte en