Vídeo

Separarse de una mascota

La tenencia de animales es un acto voluntario que debe conllevar el ser responsable del acto.

En ocasiones una persona puede encontrarse con la imposibilidad de seguir manteniendo un animal, por motivos que podríamos catalogar de fuerza mayor.

En estos casos debe buscarse una persona que pueda hacerse cargo del animal, o en caso de ser imposible dicha posibilidad, contactar con un centro de acogida a fin de que se puedan responsabilizar del animal, siempre teniendo en cuenta la normativa al respecto.

Me voy a divorciar de mi marido, pero me ha surgido una duda. ¿Quién se quedará con mi perro? ¿Mi marido o yo? Él quiere quedárselo, pero a mí me gustaría, por lo menos, compartir la tenencia. ¿Resulta posible?


 

Sí, resulta posible la tenencia compartida de un perro. De hecho, en octubre de 2010 se tuvo en España, concretamente en Badajoz, la primera sentencia que reconoció de forma explícita la posibilidad de que un perro fuese objeto de custodia compartida. Para que ello pueda darse, deberá pedirse este extremo al juez en el proceso de divorcio.

Daños a terceros

El poseedor de un animal es responsable de los daños que este produzca, aunque se le escape o extravíe el animal. Así lo recoge con carácter general el artículo 1905 del Código Civil a cuyo tenor:

“El poseedor de un animal, o el que se sirve de él, es responsable de los perjuicios que causare, aunque se le escape o extravíe. Sólo cesará esta responsabilidad en el caso de que el daño proviniera de fuerza mayor o de culpa del que lo hubiese sufrido”.

¿Está permitido regalar animales de compañía como premio en cualquier clase de concurso o evento?


 

NO, dicha práctica está prohibida por nuestra legislación. Partiendo del hecho que los animales no son cosas sino seres sintientes, regalar animales colisiona con la idea de tenencia responsable. La prohibición de regalar animales como premio viene regulada en las diferentes comunidades autónomas.

Seguros caninos


 

Aplicando lo establecido en nuestro ordenamiento jurídico, sólo es obligatorio asegurar a nuestro animal cuando se trate de perros clasificados como potencialmente peligrosos, excepto en Madrid (art. 6.2 Ordenanza reguladora de la tenencia y protección de los animales), que lo exige para cualquier perro.

¿Pueden pasear nuestros animales de compañía sin correa y bozal?

Las normativas locales recogen la obligatoriedad o no de pasear con correa y bozal a nuestros animales de compañía. Podrán pasear sin dichos elementos siempre que no supongan riesgo o molestia para viandantes u otros animales, no obstante, es recomendable siempre que consultemos la normativa de nuestra localidad, ya que pueden variar en algunos aspectos o establecer algunas especificaciones.

Comparte en