Valonia (Bélgica) quiere eliminar las excepciones en los mataderos por motivos religiosos.

La legislación europea exige que los animales destinados a la cadena alimentaria sean aturdidos antes del sacrificio para evitarles dolor, angustia, sufrimiento y una muerte dolorosa. La normativa permite, sin embargo, excepciones para respetar la libertad religiosa como ocurre con los sacrificios por el rito judío (kosher) o el musulmán (halal), en el que los animales están conscientes antes de ser degollados y desangrados.

La región belga de Valonia acaba de dar el primer paso para terminar con esta práctica pues, aunque el decreto tiene todavía que recibir el visto bueno definitivo del pleno del parlamento valón, el proyecto obtuvo la semana pasada un apoyo unánime en la comisión de medio ambiente de la cámara regional valona, lo que augura una adopción sin problemas.

Eso significa que desde el 1 de junio del 2018 el sacrificio sin aturdimiento previo será ilegal en Valonia aunque se tolerará un periodo transitorio -hasta el 1 de septiembre del 2019- para el sacrificio ritual, de forma que judíos y musulmanes puedan adaptarse y poner en marcha métodos adecuados para el aturdimiento de bovinos y ovinos.


Fuente: El Periódico

 

Comparte en