Piden nueve meses de prisión para un guardés por dejar morir dos animales

Un guardés abandonó voluntariamente a dos perros y tres ovejas sin comida ni bebida. Un perro y una oveja de la finca murieron de hambre.

La Fiscalía del Principado de Asturias considera que estos actos incurren en un delito de maltrato de animales domésticos. En consecuencia, solicita nueve meses de cárcel, la prohibición de tener animales por tres años o ejercer cualquier oficio relacionado con animales, que se haga cargo de las costas procesales y que indemnice a la Perrera de Oviedo por la asistencia de la perra.


Fuente: El comercio

 

Comparte en