Los mataderos franceses tendrán cámaras desde 2018 para evitar el maltrato.

Los diputados franceses han aprobado la obligatoriedad de que los mataderos del país se doten de cámaras, a partir de 2018, para evitar el maltrato innecesario de los animales, una enmienda que cuenta con el visto bueno del Gobierno, pero que tendrá que continuar su tramitación en el Senado.

En el texto adoptado, se estipula que las cámaras se instalarán en las zonas del matadero donde se manipulan los animales vivos, lo que incluye las áreas de alojamiento, de inmovilización, de aturdimiento y de sacrificio, así como un periodo de experimentación para evaluar las condiciones definitivas de aplicación.

Las imágenes se conservarán como máximo un mes y sólo las podrán visionar los servicios veterinarios y los responsables de garantizar el cumplimiento de las normas de tratamiento correcto a los animales.


Fuente: El diario.es


Comparte en