Imputada por un delito de maltrato animal tras la muerte de un perro por un golpe de calor

El Juzgado de Instrucción de Castellón abre diligencias contra la propietaria de un perro, que falleció, por haber sido dejado dentro de un vehículo cerrado mientras estaba estacionado. A pesar de que los Agentes lograron localizar a la dueña para que abriese el coche, el animal ya estaba inconsciente, y la asistencia veterinaria no logró salvar la vida del can, cuyo diagnóstico de la muerte fue un golpe de calor.

Por tales hechos la dueña del perro se enfrenta a un delito de maltrato animal con resultado de muerte.


Fuente: Castellón Información


Comparte en