Holanda se convierte en el primer país sin perros callejeros

Holanda se ha convertido en el primer país sin perros callejeros, pero ello ha sido el resultado de haber abordado de forma pionera la problemática del abandono de animales.

En su día, el Gobierno holandés asumió los costes de las castraciones y organizó campañas de castración masivas para esterilizar a los animales de compañía de forma gratuita.

También creó una de las leyes más duras de Europa en este ámbito ya que las multas por abandono y maltrato pueden llegar a superar los 16.000 euros e incluso pueden acabar en una pena de cárcel de 3 años.

Otra de las medidas más destacadas fue la de establecer altos impuestos en las compras de perros de raza, desalentando la compraventa de animales y fomentando la adquisición y tenencia responsable.


Fuente: La Vanguardia

Comparte en