Maltrata e inyecta heroína a un gato en Pensilvania. Detenido por maltrato animal y posesión de estupefacientes

Un hombre fue sorprendido por un agente de la Policía de Pensilvania cuando golpeaba a un gato de tres meses de edad. El animal llevaba una cuerda atada al cuello, había perdido varios dientes y sangraba abundantemente por la cara. Según los resultados de la analítica que le practicaron en la clínica veterinaria, también le habían inyectado heroína.

El hombre fue detenido e ingresado en prisión, acusado de sendos delitos de maltrato animal y posesión de estupefacientes.


Fuente: %0D%0A">ABC

Comparte en