La responsable de una protectora de Fuerteventura, imputada por presunto delito de maltrato animal.

A raíz de dos denuncias, a principios del mes de julio la Policía Local de Puerto del Rosario y el veterinario municipal, junto con la autoridad judicial, realizaron una entrada y registro en las instalaciones de una protectora de animales en el barrio de Los Estancos (Fuerteventura). En las instalaciones se hallaban 96 perros en condiciones higiénico-sanitarias no adecuadas, algunos de ellos con síntomas de enfermedad y malnutrición, heridas y parásitos.

La dueña de las instalaciones ha sido imputada por un presunto delito de maltrato animal. El Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) ha trasladado el atestado policial al Juzgado de Instrucción competente de Puerto del Rosario, así como a la Fiscalía de Medio Ambiente de Las Palmas.

85 perros han sido incautados y puestos a disposición de la autoridad municipal, a fin de identificar a posibles propietarios que hubieran denunciado su desaparición o sustracción.


Fuente: La Opinión


Comparte en