Cristina Cubells Domingo

Opinión

El primer día de clase descubrí que los animales eran considerados “propiedad” del ser humano y que, como consecuencia, no podían tener ningún tipo de derecho. Entendí que todo lo que iba a estudiar eran regulaciones, obligaciones que el ser humano tenía con su propiedad animal – como otras obligaciones que tenemos con otros tipos de propiedad no-animal. Más adelante, un profesor nos envió el articulo llamado “Un derecho para todos” de Gary L. Francione. Gracias a este artículo que leí en el Máster empecé a informarme más sobre el abolicionismo y entendí que para promover el respeto a los animales y conseguir abolir su explotación, debía centrarme en la educación vegana creativa y noviolenta. Sin duda, mi paso por el Máster cambió definitivamente mi manera de entender la defensa de los animales. Me hizo ver con claridad cómo la regulación de la explotación animal, cuya historia se remonta a hace más de 200 años, no había acercado a los animales a la abolición de su estatus como propiedad sino que, mayormente, todos los cambios que se habían dado eran aquellos que conseguían que su explotación fuese económicamente más eficiente. Gracias a este Máster aprendí más sobre estas regulaciones y sobre las limitaciones inherentes al enfoque del bienestar animal.

Cristina Cubells Domingo (España)
Ed. 2015-2016
Trabajo actual

Psicóloga

¿Por qué escogiste este Máster?

Porque quería aprender cuál era la situación actual en temas de legislación de los animales.

Comparte en