¿Puede vivir un perro en un balcón o estar encadenado todo el día?


 

NO, los perros son animales sociables, este confinamiento de manera permanente en un espacio reducido y sin posibilidad de establecer las relaciones sociales que enriquecen su vida, son un claro caso de crueldad gratuita. Los perros que pasan sus vidas encadenados o encerrados en un balcón no tienen suficiente libertad de movimiento, esto les provoca estrés y muchos otros perjuicios para su salud, tanto física como mental. Así pues, ello provoca al animal sufrimiento y angustia injustificada.

Estas conductas están expresamente prohibidas, se recogen en las normativas de, prácticamente, todas las ciudades de España, así como en la normativa autonómica.

Por ejemplo,  en Cataluña, el DECRETO LEGISLATIVO 2/2008, de 15 de abril, por el cual se aprueba el Texto Refundido de la Ley de Protección de los Animales, recoge en su artículo 5, la prohibición de: “d) mantenerlos en instalaciones indebidas desde el punto de vista higiénico-sanitario, de bienestar y de seguridad del animal. [...]; l) mantenerlos atados durante gran parte del día o limitarles de manera duradera el movimiento que les es necesario. […]”

Otro ejemplo lo encontramos en la Ley 11/2003, de 24 de noviembre, de Protección de los Animales, de Andalucía, el cual establece en su  artículo 4.1: “c) prohibición mantenerlos en lugares o instalaciones indebidas desde el punto de vista higiénico-sanitario o inadecuadas para la práctica de los cuidados y la atención necesarios que exijan sus necesidades fisiológicas y etológicas, según raza o especie. […]; f) prohibición de mantener permanentemente atados o encadenados a los animales”.

También en la Comunidad Autónoma de Aragón, la Ley 11/2003, de 19 de marzo, de protección animal (publicada en el BOA el 26-03-2003, pág. 3956), dispone esta prohibición en su artículo 3.4: “ll) el mantener a los animales permanentemente atados […]”.

Vídeo

Comparte en