Obligaciones administrativas básicas

Tener al animal correctamente identificado y cumplir con estas obligaciones, no sólo nos asegura poder recuperarlo frente a un posible caso de pérdida o robo, sino que además ayuda a hacer el cálculo de la población de los animales de compañía en cada lugar, lo cual contribuye a que se responda mejor frente a las necesidades de nuestros compañeros y amigos.

Podemos encontrar dicha obligatoriedad en las normativas municipales, a modo de ejemplo, en el artículo 18 de la Ordenanza sobre la protección, la tenencia y la venta de animales de Barcelona se recogen las obligaciones de los propietarios y poseedores de animales de compañía, a tenor de su apartado 1, los siguientes requisitos:

“Las personas propietarias o poseedoras de animales de compañía están obligadas a:

  1. Identificarlos electrónicamente con un microchip homologado de forma indeleble y proveerse de una cartilla sanitaria oficial, de manera previa a su inscripción en el Registro censal municipal.
  2. Inscribirlos en el Registro censal municipal, dentro del plazo de tres meses desde el nacimiento del animal o de treinta días desde la fecha de adquisición, cambio de residencia del animal o traslado temporal durante un periodo superior a tres meses en el término municipal de Barcelona. El propietario o poseedor deberá acreditar la identificación del animal, presentar el documento acreditativo entregado por la entidad responsable de la identificación y comunicar los datos del propietario o poseedor relativos al nombre y apellidos, domicilio, teléfono y DNI, y los datos del animal relativos a la especie, raza, sexo, fecha de nacimiento, código de identificación y domicilio habitual del animal, así como también otros datos que se puedan establecer por decreto de Alcaldía o de la Comisión de Gobierno.
  3. Notificar al Registro censal municipal, en el plazo de un mes, la baja, la cesión o el cambio de residencia del animal y cualquier otra modificación de los datos que figuren en este censo. La baja por defunción se deberá acreditar mediante la aportación de fotocopia del documento de identificación de propietario o poseedor, o mediante el correspondiente certificado veterinario o autoridad competente.
  4. Comunicar al Registro censal municipal y al Centro Municipal de Acogida de Animales de Compañía, en el plazo de 48 horas desde que se haya tenido conocimiento de los hechos, la sustracción o pérdida de un animal de compañía con la documentación identificativa pertinente a efectos de favorecer su recuperación.”


Otro ejemplo lo encontramos en el artículo 8 de la Ordenanza reguladora de la tenencia y protección de los animales de Madrid que regula la identificación de los animales de compañía, en concreto en su apartado 1 recoge:

 

  1. “El propietario de un perro o gato, está obligado a instar su marcaje y solicitar que sea inscrito en el Registro de Identificación de Animales de Compañía de la Comunidad de Madrid, así como en el censo municipal, en el plazo de tres meses desde su nacimiento, o de un mes desde su adquisición, así como a estar en posesión de la documentación acreditativa correspondiente.
  2. En el caso de animales ya identificados los cambios de titularidad, la baja por muerte y los cambios de domicilio o número telefónico, o cualquier otra modificación de los datos regístrales habrán de ser comunicados al Registro de Identificación de Animales de Compañía y al censo municipal en el plazo máximo de un mes.
  3. La sustracción o desaparición de un perro identificado habrá de ser comunicada al Registro de Identificación de Animales de Compañía en el plazo máximo de 10 días naturales. La falta de comunicación en dicho plazo será considerada abandono, salvo prueba en contrario.”

 

Vídeo

Comparte en