Mutilaciones por estética


 

Durante una época, por razón de moda o de estética, hemos podido ver en animales mutilaciones. Desde orejas recortadas en perros, como uñas extirpadas en gatos. Ahora bien, es importante tener presente que está expresamente prohibida la mutilación de cualquier tipo en los animales.

Podríamos cuestionarnos si un veterinario puede practicar una mutilación como parte del encargo del propietario de un animal, pero debemos ser conocedores de la existencia de sanciones graves para todos aquellos que incumplan esta prohibición.

Únicamente existe una excepción y es la prevista para intervenciones efectuadas con asistencia veterinaria en caso de necesidad terapéutica, para garantizar su salud o para limitar o anular su capacidad reproductiva.

Ello viene recogido en las diferentes normas autonómicas. Así pues en el artículo 5.e) del Decreto 2/2008 por el que se aprueba la Ley de protección de los animales en Catalunya se establece:

'Quedan prohibidas las actuaciones siguientes respecto a los animales: […]e) Practicarles mutilaciones, extirparles uñas, cuerdas vocales u otras partes u órganos, salvo las intervenciones efectuadas con asistencia veterinaria en caso de necesidad terapéutica, para garantizar su salud o para limitar o anular su capacidad reproductiva. Por motivos científicos o de manejo, se podrán realizar dichas intervenciones previa autorización de la autoridad competente'.

Y, por ejemplo en el artículo 2.2 de la Ley 1/1990, de 1 de febrero, de protección de los animales domésticos en la Comunidad Autónoma de Madrid, se regula:

'e) Se prohíbe: […] Practicarles mutilaciones, excepto las controladas por los veterinarios en caso de necesidad, o por exigencia funcional'. 

Vídeo

Comparte en