La educación en el cuidado y protección de los animales se incorpora a la enseñanza primaria (real decreto 95/2022, de 1 de febrero)

La educación en el cuidado y protección de los animales se incorpora a la enseñanza primaria (real decreto 95/2022, de 1 de febrero)

Autor: Daniel Navarro Sánchez. Abogado, Máster en Derecho Animal y Sociedad. Investigador del ICALP y Doctorando en Derecho Animal.

El pasado día 2 de febrero de 2022, se publicó en el BOE el Real Decreto 95/2022, de 1 de febrero, por el que se establece la ordenación y las enseñanzas mínimas de la Educación Infantil . Esta publicación continúa la senda marcada por la Ley Orgánica 3/2020, de 29 de diciembre, por la que se modifica la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación .

A este respecto, en la citada Ley Orgánica ya se incluyó, entre otras, una referencia que afectaba directamente a los animales, concretamente se indicaba la importancia de “la empatía y el respeto hacia los seres vivos, especialmente los animales”.

Pues bien, el Real Derecho publicado el pasado 2 de febrero, trae consigo modificaciones en la ordenación y las enseñanzas mínimas de la Educación Infantil que tienen afectación directa a los animales, destacándose lo siguiente: 

  1. “se fomentará un compromiso activo con los valores y las prácticas de la sostenibilidad y del cuidado y protección de los animales”, 
  2. “cobra ahora especial relevancia el fomento de la valoración y el aprecio hacia la diversidad y la riqueza del medio natural, a partir del descubrimiento de que las personas formamos parte también de ese medio y de la vinculación afectiva al mismo, dos factores básicos para iniciar desde la escuela actitudes de respeto, cuidado y protección del medioambiente y de los animales, así como de adquisición de hábitos ecosaludabes y sostenibles”,
  3. “a lo largo de la etapa, irán adoptando e incorporando en sus rutinas diarias hábitos para el desarrollo sostenible, como el consumo responsable o el cuidado y protección de la naturaleza y los animales que la habitan”.
  4. Del mismo modo, como criterio de evaluación del primer ciclo, se establece, “interesarse por las actividades en contacto con la naturaleza y las características de los elementos naturales del entorno, mostrando respeto hacia ellos y hacia los animales que lo habitan”. Incluyendo una referencia expresa al “respeto hacia la naturaleza, los seres vivos y los derechos de los animales”.
  5. También se hace una referencia expresa a la “empatía, cuidado y protección de los animales. Respeto de sus derechos”.

Se observa, por tanto, que las normas educativas publicadas recientemente comienzan a apostar decididamente por la educación en el respeto de los derechos de los animales, esta circunstancia es esencial dado que la formación se erige como uno de los elementos cruciales en los cambios de la sociedad, no podemos pretender que se produzcan modificaciones de calado si no contamos con personas bien formadas. 

En este sentido, el futuro y el cambio en los valores no se conquistan solo con normas protectoras, sino con educación y formación desde las etapas iniciales de la vida académica de las personas. Las normas pueden estar sujetas a la superflua volatilidad de la ideología; sin embargo, solo el conocimiento y la madurez de las sociedades permiten que arraiguen los derechos que se generan.
 

Comparte en