Italia, punto de inflexión histórico: La protección del medio ambiente y de los animales ya forma parte de la constitución

Italia, punto de inflexión histórico: La protección del medio ambiente y de los animales ya forma parte de la constitución

*Escrito por Silvia Zanini, investigadora postdoctoral y miembro de la ICALP

Tras años de propuestas, discusiones y debates parlamentarios, el 8 de febrero de 2022 la Cámara de Diputados aprobó finalmente, con 468 votos a favor, uno en contra y seis abstenciones, el proyecto de reforma que modifica los artículos 9 y 41 de la Constitución, para proteger el medio ambiente, la biodiversidad, los animales y los ecosistemas, también en interés de las generaciones futuras.

En resumen, así es como se modifican los dos artículos de la Constitución:


Artículo 9. La reforma introduce el tercer párrafo. Por lo tanto, el nuevo texto de la disposición establece lo siguiente (traducción del autor):

"La República promueve el desarrollo de la cultura y la investigación científica y técnica.
Protege el paisaje y el patrimonio histórico y artístico de la Nación.
Protege el medio ambiente, la biodiversidad y los ecosistemas, también en interés de las generaciones futuras. La ley estatal regulará los modos y formas de protección de los animales".
(1)

El medio ambiente se considera expresamente como un valor primario constitucionalmente protegido cuya protección se dirige a la posteridad, es decir, a las generaciones futuras. Esta última formulación es absolutamente innovadora para el texto constitucional italiano.

La referencia fundamental a las generaciones futuras, o mejor dicho, a sus intereses, confiere un espectro de responsabilidad estatal que será objeto de interpretación y discusión (como ocurrió en su momento con otras disposiciones constitucionales europeas de similar alcance, como la constitución alemana (Grundgesetz), que en su art. 20a vincula la protección constitucional de los animales a las generaciones futuras) y, al mismo tiempo, refuerza significativamente uno de los principios cardinales del derecho ambiental: el desarrollo sostenible.

Se trata de un concepto definido por la Comisión Mundial del Medio Ambiente en el Informe Brundtland de 1987, según el cual el desarrollo sostenible es aquel que satisface las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades.

También es muy interesante observar que, por primera vez, los animales se mencionan expresamente en la Constitución italiana: la protección de todos los animales se eleva a rango constitucional, ya que el texto no expresa ninguna especificación o restricción. En este punto, se establece una reserva de ley, precisando que el legislador definirá las formas y modalidades de protección.

Se trata de una importante novedad que sigue la orientación de la legislación europea, y en concreto el artículo 13 del TFUE según el cual "la Unión y los Estados miembros, puesto que los animales son seres sensibles, tendrán plenamente en cuenta las necesidades de los animales, respetando al mismo tiempo las medidas administrativas y legislativas de los Estados miembros relativas, en particular, a los ritos religiosos, las tradiciones culturales y el patrimonio regional".

Artículo 41. La reforma añade al texto original de la disposición los términos en negrita (traducción del autor):

"La iniciativa económica privada será libre.
No puede llevarse a cabo en conflicto con la utilidad social o de manera que perjudique la salud, el medio ambiente, la seguridad, la libertad o la dignidad humana.
La ley determina los programas y los controles adecuados para que la actividad económica pública y privada se dirija y coordine con fines sociales y medioambientales."
(2)

Unas palabras que cambian la jerarquía de los bienes a proteger. De hecho, la reforma no sólo introduce dos nuevos límites (la salud y el medio ambiente) respecto a los ya existentes dentro de los cuales puede desarrollarse la iniciativa económica privada, sino que los antepone, estableciendo un nuevo orden jerárquico capaz de restablecer el equilibrio entre la protección del medio ambiente y el desarrollo económico, que hasta ahora siempre ha tendido a favorecer a este último.

Además, la asignación y coordinación de la actividad económica pública y privada no sólo tiene fines sociales, sino, a partir de ahora, también medioambientales.

Estamos, pues, ante una reforma de indudable trascendencia histórica, no sólo porque por primera vez desde la entrada en vigor de la Constitución (1948) se ha modificado su primera parte, dedicada a los principios fundamentales de la nación, sino también y sobre todo porque, por fin, se ha dado un reconocimiento expreso a la cuestión medioambiental, convirtiéndola en un derecho inviolable del individuo y de la comunidad.

Se trata de un paso fundamental que deberá inspirar las futuras decisiones legislativas y al que necesariamente deberá adaptarse la legislación actual para definir un sistema normativo orgánico e innovador que proteja el capital natural en la dirección de la sostenibilidad ambiental, la innovación y la transición ecológica.

_________

1. Texto original: “La Repubblica promuove lo sviluppo della cultura e la ricerca scientifica e tecnica. 
Tutela il paesaggio e il patrimonio storico e artistico della Nazione. 
Tutela l'ambiente, la biodiversità e gli ecosistemi, anche nell'interesse delle future generazioni. La legge dello Stato disciplina i modi e le forme di tutela degli animali”.


2. Texto original: “L'iniziativa economica privata è libera. 
Non può svolgersi in contrasto con l'utilità sociale o in modo da recare danno alla salute, all’ambiente, alla sicurezza, alla libertà, alla dignità umana. 
La legge determina i programmi e i controlli opportuni perché l'attività economica pubblica e privata possa essere indirizzata e coordinata a fini sociali e ambientali”.
 

 

Comparte en