Venta de cachorros


 

Al adquirir un animal debemos plantearnos muchas cuestiones, entre ellas la elección entre hacerlo mediante compra o mediante adopción.

Los centros de recogida de animales están saturados y cada día se sacrifican muchos, sin importar raza ni edad. Por todo ello, antes de comprar a un animal debemos valorar la posibilidad de adoptarlo. Si adoptas a un animal, además de ofrecerle una segunda oportunidad a alguien que la necesita, dejas de fomentar el comercio de vidas.

A nivel legislativo no encontramos ninguna norma legal que impida su venta, sólo algunas especificaciones referentes a la venta de animales en cuanto a la edad y capacidad del futuro comprador.

Por ejemplo en el artículo 5 de la Ley 6/1993, de 29 de octubre, de protección de los animales de Euskadi se establece:
'La prohibición de vender animales a menores de catorce años o a incapacitados sin la autorización de quien tenga la patria potestad o la custodia, así como la venta ambulante de animales fuera de los mercados y ferias autorizados, y la venta de animales a laboratorios o clínicas sin control de la Administración'.


O por ejemplo, en el artículo 5 de la Llei de protecció dels animals de Catalunya donde se establecen las siguientes prohibiciones:

'h) Venderlos a personas menores de dieciséis años y a personas incapacitadas sin la autorización de quienes tienen su potestad o su custodia.

i) Comerciar con ellos fuera de los certámenes u otras concentraciones de animales vivos y establecimientos de venta y de cría autorizados, salvo las transacciones entre las personas particulares cuando se limiten a sus animales de compañía, no tengan afán de lucro y se garantice el bienestar del animal'.

Asimismo, el artículo 24 de esta misma normativa establece los requisitos que deben cumplir los centros de venta y cría de animales.

Vídeo

Share with