Identificado el furtivo que colocó cepos para aves en Jaraíz de la Vera (Cáceres)

Agentes de la Guardia Civil pertenecientes al Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de Jarandilla de la Vera, junto a miembros de la Unidad de Seguridad Ciudadana de Jaraíz de la Vera han descubierto en el interior de una explotación de árboles frutales de Jaraíz de la Vera (Cáceres) un total de veintidós cepos-trampas preparados para la captura de pájaros. Además, en algunos de los cepos encontraron atrapados los cadáveres de cinco petirrojos, un mirlo y dos zorzales.

Los agentes se entrevistaron con el responsable de la propiedad y pudieron identificar a un vecino de la localidad madrileña de Villaviciosa de Odón, como presunto responsable (en calidad de investigado) de un delito relativo a la protección de la flora y la fauna, por la captura indiscriminada de pájaros utilizando métodos de caza prohibidos.

Las diligencias han sido remitidas al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Guardia de Navalmoral de la Mata.

El autor, quién reconoció ante la Guardia Civil la autoría de los hechos, podría enfrentarse, por un delito de caza previsto en el artículo 336 del Código Penal, a una pena de prisión de cuatro meses a dos años, multa de ocho a veinticuatro meses e inhabilitación especial para el ejercicio de la caza de uno a tres años.


Fuente: Cadena Ser


Comparte en