Condenado un cazador por matar a golpes a su perro en Santanyí

Un juzgado de Palma ha condenado a un hombre por matar a golpes a su perro, al que dejó de alimentar y finalmente arrojó a un contenedor de basura en Santanyí porque ya no le servía para cazar. El hombre, un aficionado a la caza de 69 años de edad, aceptó hace varios días la pena solicitada por la fiscalía y se declaró responsable de un delito de maltrato a animal doméstico. La vista tuvo lugar en un juzgado de lo penal de Palma.

Link externo

Comparte en