Tengo un perro de gran tamaño y me gustaría saber si es posible asegurarlo, para el caso -espero que improbable- de que en el futuro llegara a dañar a alguien.



Efectivamente, resulta posible asegurarlo. Es más, si su perro es clasificado como potencialmente peligroso por la Ordenanza de su territorio municipal, sería obligatorio tenerlo asegurado con una póliza de responsabilidad civil, tal y como se recoge en el artículo 3 del Real Decreto 287/2002, de 22 de marzo, por el que se desarrolla la Ley 50/1999, de 23 de diciembre, sobre el régimen jurídico de la tenencia de animales potencialmente peligrosos.

Por regla general las siguientes razas son consideradas como potencialmente peligrosas: American Staffordshire Terrier, Pit Bull Terrier, Bullmastif, Doberman, Dogo Argentino, Dogo de Burdeos, Dogo del Tibet, Fila Brasileiro, Mastín Napolitano, Presa Canario, Presa Mallorquín, Rottweiler, Staffordchire Bull Terrier, Tosa Inu y Akita Inu. Aun así, le aconsejamos que consulte la Ordenanza de su municipio para saber qué razas y que características son consideradas potencialmente peligrosas en su localidad.

No obstante, aunque su perro no esté catalogado como potencialmente peligroso, resulta posible asegurarlo, aunque no sea obligatorio. Al adquirir un animal de compañía, en especial los animales que se prevea que han de salir mucho a la calle, la gente debería plantearse seriamente la opción del seguro. ¿Por qué? Se lo explicamos con un ejemplo, si un perro muerde a una persona, o destroza un escaparate, su dueño deberá hacer frente a los gastos, en base a la responsabilidad objetiva, que es un tipo de responsabilidad civil que se da con total independencia del sujeto responsable. Por lo tanto, resulta recomendable que asegure a su perro aunque no sea de una raza potencialmente peligrosa.

Aunque si usted vive en la Comunidad de Madrid, el seguro de responsabilidad civil es obligatorio para todos los perros, con independencia de su raza y tamaño, por lo que, en este caso, usted no podría elegir y debería contratar obligatoriamente.

Comparte en