¿Puedo viajar en autobús con animales de compañía?



Para no llevarnos malas sorpresas en el momento de subir al autobús, os recomendamos consultar las normas de cada compañía con las que vayamos a viajar.

En un principio para los transportes nacionales, los perros deben viajar en la bodega del autobús en un trasportín adecuado. Siendo el dueño quien, lo introduzca en el espacio asignado y, lo retire al terminar el viaje.

En el caso de perros-guía o de asistencia (ver en la base de datos: “perros guía y de asistencia”), así como los pequeños animales, pueden viajar en el habitáculo con su dueño, en un trasportín adecuado, siempre y cuando su comportamiento u olor no moleste a los demás pasajeros.

Cada compañía tiene sus normas y tarifas así que debemos consultarlo antes de viajar, para saber si existe un sobrecargo en el importe del billete.

En los trayectos con autobuses urbanos, la situación es similar a la anterior, sólo los animales de compañía pequeños (normalmente 10 kg) pueden viajar en la cabina con sus trasportines. Los perros-guía tienen libre acceso.

Y para los viajes de larga distancia con autobús, consulta las normas específicas de cada compañía. Es frecuente que permitan a los animales de pequeño tamaño en el compartimiento de pasajeros, siempre que se haya presentado la documentación sanitaria del animal.

Aquí os dejamos los enlaces de algunas compañías de autobuses: ALSA; AVANZABUS.


Comparte en