Hemos adquirido un perro (en una tienda o en un centro de cría de animales) y a los tres días se ha puesto enfermo y nos han dicho que tiene una enfermedad hereditaria muy grave. ¿Podemos reclamar?

Sí. Debemos dirigirnos al establecimiento donde lo adquirimos con la documentación acreditativa de la compra y reclamar tanto verbalmente, como mediante hoja de reclamaciones oficial, ya que los animales se deben vender sin que padezcan enfermedades hereditarias diagnosticables.

Ver en base de datos: “animal de compañía”; “venta”; “núcleo zoológico” o “criadores”.

Igualmente, el Código Civil regula esta situación de manera genérica:
Real Decreto de 24 de julio de 1.889 código civil.

En el caso de desacuerdo, podemos dirigirnos a la oficina municipal o comarcal de información al consumidor, donde nos informarán del procedimiento más adecuado para reclamar. Además, también podemos acudir a un abogado para que nos asesore del procedimiento judicial más adecuado y de la viabilidad de nuestro caso.

Lo fundamental en este asunto será la prueba, motivo por el cual debemos conservar todos los informes veterinarios y las facturas del tratamiento, así como en el caso de defunción, llevar a cabo una necropsia de nuestro animal.

Comparte en