Estoy pensando en adquirir un animal de compañía exótico. ¿Qué debo saber?



En general, no es recomendable la tenencia de animales exóticos, ya que gran número de estos animales proceden del medio natural y las condiciones de adaptación son muy severas, y alguno de los cuales están en peligro de extinción, por lo que es muy importante tener presente los requerimientos legales de su tenencia y comercialización.

El propietario/poseedor de un ejemplar de animal exótico es el responsable del animal durante toda su vida y por lo tanto deberá asumir las responsabilidades y obligaciones que de ello se deriven (bienestar, estado sanitario y de salud y control y responsabilidad legal ante terceros).

En general, la persona poseedora de animales salvajes o de animales de compañía exóticos cuya tenencia está permitida y que, por sus características, puedan causar daños a las personas, a otros animales, a las cosas, a las vías y los espacios públicos o al medio natural debe mantenerlos en cautividad de manera que se garanticen las medidas de seguridad necesarias. Hay que tener en cuenta que en ningún caso se pueden liberar esta clase de animales exóticos en la naturaleza. Asimismo, no puede exhibirlos ni pasearlos por las vías y los espacios públicos y debe tener suscrita una póliza de seguro de responsabilidad civil.

Ver en base de datos: “animal exótico”; “animal salvaje”; “CITES”, así como las siguientes disposiciones normativas sobre comercio y tenencia de especies protegidas según CITES:

Reglamento nº 338/97 CITES versión consolidada.
Resolución de 17 de junio de 2009 CITES.
Real Decreto 1333/2006 destino especies CITES.

Y las que hacen referencia, a nivel estatal, a animales potencialmente peligrosos:

Ley 50/1999 animales potencialmente peligrosos.
Real Decreto 287/2002 animales potencialmente peligrosos 


Comparte en