El veterinario al que llevé mi perro cometió una negligencia que provocó que mi perrito muriera. ¿Qué puedo hacer? ¿Existe alguna forma de reclamarle al veterinario responsabilidad por ello?



Los veterinarios, igual que los médicos, pueden incurrir en una mala praxis. Por lo tanto, se les podrá exigir responsabilidad civil. La mala praxis o mala práctica se puede derivar de errores en el diagnóstico, deficiencias en el tratamiento farmacológico, de inmunoterapia o quirúrgico, la prevención y control de enfermedades, etcétera que pueden causar daños, a veces irreversibles o mortales, en nuestros animales de compañía.

El propietario/poseedor del perro tiene derecho a reclamar frente a los tribunales, puesto que existe una responsabilidad profesional del veterinario, de carácter civil, que resulta plenamente exigible y que está amparada por el derecho.

La responsabilidad civil (artículos 1101 y 1902 del Código Civil, ) implica el deber u obligación de indemnizar a quienes se hayan visto perjudicados o dañados por una acción u omisión negligente, pero que no revista ningún carácter delictivo. Tal tipo de responsabilidad civil difiere de la responsabilidad penal, derivada de delito, tal como está reflejado en nuestro Código Penal (artículos 337 y 632).

La reclamación del propietario del animal que ha sufrido un daño y/ o perjuicio derivado tiene que probar que el mismo se produjo durante la actuación veterinaria. Por ello, la Jurisprudencia emanada de los Tribunales (ver Nota aclaratoria, al final), en materia de responsabilidad civil veterinaria, exige que el reclamante pruebe los siguientes requisitos:
  • La producción de un daño o perjuicio y su cuantificación.
  • La acción u omisión negligente de la actuación profesional del veterinario, contra quién se ha emprendido la reclamación de responsabilidad (por ejemplo, veterinario que suministra una cantidad excesiva de anestesia al perro ).
  • La existencia de un nexo causal entre el daño y/o perjuicio sufrido y la negligencia cometida por el veterinario (por ejemplo, el perro no hubiese muerto, si el veterinario no le hubiese puesto una cantidad de anestesia que duplicaba la necesaria).


NOTA ACLARATORIA:
-Las siguientes sentencias, recogidas en nuestra Base de Datos, se refieren a la mala praxis veterinaria:
  • SAP de Barcelona 149/2008, de 13 de marzo.
  • Sentencia del Juzgado de Primera Instancia núm.10 de Barcelona, de 25 de enero de 2007.
  • SAP de Valencia 577/2009, de 13 de febrero.

-También se encuentran referencias, en los siguientes Comentarios de Sentencia publicados en la web:
  • Sentencia 149/08, de trece de marzo, Audiencia Provincial de Barcelona, Sección decimosexta.
  • Sentencia 577/2009 de 14 de octubre de 2009, Audiencia Provincial de Valencia, sección 11ª.

-Además, en el Editorial del mes de marzo de 2010: La herencia de los animales de compañia , hay una referencia al valor de afección en las condenas por responsabilidad derivada de daños causados a los animales; ver especialmente, nota 7.

Comparte en