Crónica de las clases impartidas por el Dr. Andrew Rowan CEO of HSI

Activity type
teaching
Date
Crónica de las clases impartidas por el Dr. Andrew Rowan CEO of HSI

Recientemente, y como invitado de excepción a la clausura de la tercera edición del Máster de Derecho Animal y Sociedad de la Universidad Autónoma de Barcelona acudió Andrew Rowan. Rowan dirige la división internacional de la importantísima organización Human Society además de ser asesor científico de la misma. Es un hombre pausado con profundos conocimientos y con una gran capacidad para transmitirlos. Valoramos especialmente que está a punto de cumplir 40 años en su implicación por los animales. Nacido en Zimbawe en 1975 se doctoró en Bioquímica por la Universidad de Oxford. Su sensibilidad le llevó enseguida a preocuparse por la experimentación con animales. Su bagaje académico y su talante le han convertido en un interlocutor muy valioso a la hora de cuestionar la necesidad, oportunidad y adecuación de algunos de los métodos empleados en el testaje de productos con animales.

El jueves día 19 de junio nos ilustró durante más de tres horas sobre la historia que las distintas sociedades han tenido sobre los animales. Dividió el pasado en distintos periodos que ilustraban nuestra evolución entorno a los animales no humanos. Tocó la prehistoria, la época clásica, la época medieval, la reforma, la era industrial, la revolución y llegó hasta nuestros días. Nos contó cómo los dioses aparecían con formas de animales en la antigüedad, muchos seres eran antropomorfizados en sus comportamientos e incluso se daba lugar a los híbridos míticos. Un elemento clave que acabó con esta intimidad identificativa de los humanos con los animales y lo divino fue el cristianismo. Rowan señala que esta religión puso gran interés de marcar profundas diferencias entre los fieles y los paganos, los judíos y los animales. Las historias o fábulas que antes reflejaban a los animales como poseedores de virtudes ahora aparecían con elementos muy desfavorables. En la época medieval los animales eran herramientas de trabajo, fuente de alimentación y símbolo de estatus.

No fue más adelante con la ilustración y el gusto por el conocimiento más generalizado que los animales se convirtieron en objeto de estudio en sí mismos. Apareció la censura del bestialismo y la zoofilia. La frontera entre el hombre y la bestia la conformaba ahora el comportamiento del primero. Los microscopios y los telescopios contribuyeron a la pasión por clasificar las cosas. El ser humano se sentía superior al centrarse exclusivamente en la capacidad intelectual. El ser humano como el zénit de la naturaleza.

Las primeras actitudes compasivas y plasmadas hacia los animales se dieron a finales del siglo XIX que es cuando fueron fundándose la primeras Sociedades Protectoras de animales. Desde la Reina Victoria de Inglaterra, hasta una adinerada clase media, la preocupación por los animales fue tomando cuerpo y fue valorándose positivamente su cuidado. Puede decirse que de 1865 hasta 1920 hubo una primera etapa de la formación de una nueva consideración de los animales. DE 1920 a 1950 un estancamiento. Un rejuvenecimiento desde el 1951 hasta 1975. Ese año se inició el periodo activista más importante que acabó en 1990 fecha en la que el movimiento inicia su consolidación e integración y que prosigue hasta nuestros días.
Evidentemente es un resumen de los muchos datos e informaciones con las que ilustró este proceso por el que ha ido evolucionando la relación de nuestra especie con las otras. Luego llegó el turno a las referencias a ciertos autores claves que merecen ser conocidos por todos aquellos que se interesen por los animales y el respeto que merecen:

Bajo el título Animal Names, Images and Concepts. Why are they so Challenging? Reivindicó a Edmound Leach, autor en 1964 y de Anthropological Aspects of Language: Animal Categories and Verbal Abuse. Y su repercusión: Reactions to Edmund Leach's “Anthropological Aspects of Language” and John Halverson's “Animal Categories and Terms of Abuse”.

Nos mostró las fechas en la que las distintas entidades de mayor calado han ido creándose y nos encantó ver su crecimiento exponencial. Nos contó como al inicio se tildó al animalismo de ser anticientífico y emotivista. Muchas correcciones debieron hacerse ya desde entonces.

Nos mostró la influencia del libro Animal Liberation de Peter Singer desde su aparición y el enorme impacto de venta con el paso de los años.

El Dr. Rowan nos dio una pista sobre la evolución de los movimientos sociales que desarrolló Bill Moyers en su libro Movement Stages. También nos habló de Hal Herzog que denuncia de manera muy sólida y amena las contradicciones que tenemos y que mueven nuestro comportamiento para con los animales. Autor de un valiosísimo, diríamos, imprescindible libro: Los amamos los odiamos y los comemos.

Nos mostró un cuadro muy interesante que marcaba dos ejes, en el de las x estaba a los extremos el asesoramiento y la confrontación y en el eje de la Y está el bienestarismo y al otro lado la lucha por los derechos. Cada asociación, fundación o individuo que esté por los animales tienen un lugar en este marco.

El experto Andrew Rowan nos introdujo a Steven Pinker y su libro que en castellano Paidós lo han traducido como El ángel que llevamos dentro donde se demuestra que vamos disminuyendo nuestra agresividad, violencia y capacidad asesina cómo lo demuestra la convivencia en un planeta tan saturado de humanos.

No explicó cómo la esterilización generaba muchos beneficios entre ellos la reducción de agresiones y una mayo apego del dueño con el animal. Por lo tanto ese temor común entre los veterinarios de que la esterilización les resta beneficios está injustificado. Cuanto mejor te llevas con tu animal más atiendes sus necesidades higiénico-sanitarias mas procuras porque su vida sea larga y buena y por tanto más y mejor te llevas con el veterinario.

Pudimos preguntarle en cuanto tiempo cree que EEUU podrá alcanzar las circunstancias que se dan en Suecia donde los perros ni son sacrificados ni abandonados [1] y dijo que 40 años. Hay estados deficitarios de cachorros y otros sobreros, el número de sacrificados ha ido en detrimento hasta los 4.500.000 actuales.
Este fue el material que compartió el jueves y el viernes nos hablo “De las campañas animalistas y de cómo marcar la diferencia”

"Their suffering is intense, widespread, expanding, systematic and socially sanctioned. And the victims are unable to organize in defence of their own interests." Henry Spira

Nos transmitió 10 consejos a seguir que compartió el carismático activista Henry Spira.


  1. Prueba entender el pensamiento actual del público y donde lo y la tendencia que podrá seguir mañana. Sobre todo, mantened el contacto con la realidad. Los activistas a veces pierden el pulso y la empatía con la realidad y con las personas medias, cosa que conlleva al fracaso de las estrategias.
  2. Seleccionar un objetivo (En la base de vulnerabilidad de la opinión pública, la intensidad del padecer, y las oportunidades para cambio).
  3. Seleccionad objetivos que sean asequibles/alcanzables. El cambio significativo se consigue con pasos progresivos. Aumentar la concienciación no es bastante. Los primeros éxitos permiten afrontar objetivos más grandes y victorias más significativas.
  4. Establece fuentes creíbles de información y documentación. Nunca suponer ni exagerar las cosas.
  5. No dividas el mundo a santos y pecadores.
  6. Busca diálogo e intenta trabajar conjuntamente para solucionar problemas. Evita posiciones radicales y busca soluciones. Alternativas realistas presentes.
  7. Prepárate para la confrontación si vuestro objetivo no responde. Si aceptó los canales no trabajan, preparar una intensificación de la campaña de concienciación pública para colocar vuestro adversario en posición de diálogo..
  8. Evita la burocracia.
  9. No supongas que la acción judicial o la legislación son las únicas vías que pueden solucionar el problema.
  10. Pregúntate: ¿Qué funcionó?


Como ejemplo nos habló del largo proceso que ha tenido que seguir la aún no total eliminación del test Draize. Así de cómo de otras campañas muy inspiradoras como Taub IBR case, y otras en las que se fueron viendo los resultados que se han consolidado. Fue Spira, alguien que supo ganarse el respeto de sus adversarios y mantener relaciones cordiales con muchos. A pesar de que de forma inteligente tampoco temía movilizar a los activistas para forzar el diálogo incomodando a los que no dudaban en sacar provecho de los animales sin pensar en los aspectos éticos.

El profesor Rowan nos introdujo un glosario, nos dio las pautas del material técnico de HUSU, sus estrategias de impacto político contra las peleas de perros, las gallinas en cría intensiva y la implantación de una legislación anticrueldad animal en EEUU que en 2013 cuenta con muchos éxitos.

Nos dio unos cuantos consejos sobre el vocabulario que se debe usar con los medios tanto lo que debe evitarse como lo que debe subrayarse. Sin duda sus lecciones nos han dejado huella y han significado un magnífico colofón a muchos otros profesores de gran calidad que imparten clases en el Máster de Derecho Animal.

Emma Infante

Share with